Escritos y lecturas

La fuerza de voluntad en la autorregulación del estudiante

0

En el último artículo se aclararon las diferencias entre motivación y fuerza de voluntad respecto de nuestros objetivos académicos. Se equiparó la fuerza de voluntad con el control inhibitorio y se afirmó que se usa demasiado y mal, incluso cuando podemos recurrir a mejores técnicas autorregulatorias. Sin embargo podemos usar la fuerza de voluntad adecuadamente, pero antes debemos comprenderla mejor.

Problemas estudiantiles: un método para la actualidad

0
Última actualización: 30 de abril de 2018

Problemas estudiantiles: un método para la actualidad | Miguel DimaseMuchos problemas estudiantiles aparecen cuando la educación institucionalizada, en todos sus niveles, nos enfrenta a cierto tipo de estudio casi sin enseñarnos cómo estudiarlo, y requiere que aprendamos contenidos que no enseña cómo aprender.

La educación institucionalizada debería cambiar sus medios y objetivos casi por completo, lo cual evitaría en buena medida generar esos problemas estudiantiles. Sin embargo, puede y debe ayudarse al estudiante a superar las demandas de este sistema educativo mediante la adquisición de habilidades que le permitan:

¡Son aptitudes que prácticamente no se enseñan aunque el propio sistema requiera e incluso exija que las apliquemos!

Reconocemos que nuestras habilidades son deficientes recién cuando empeoran los resultados, cuando debemos invertir demasiado tiempo, cuando ya estamos sin energía, cuando es tarde para corregirnos, cuando no vemos otra salida que abandonar (incluso lo que queremos aprender; incluso por fuera del ámbito académico, que en gran medida requiere las mismas aptitudes).

Independientemente de lo que pensemos respecto de cómo deberían ser las cosas, ¿podemos hacer algo para mejorar nuestra vida en esta realidad académica?

Sí.

Aun si no estudiamos pero somos familiares de un estudiante, si enseñamos o capacitamos en cualquier modalidad, si somos directivos de un establecimiento educativo, o meramente si estamos interesados, podemos hacer algo: adoptar un método de estudio y aprendizaje, que sea asimismo más abarcativo y profundo que los habituales.

Prejuicios contrarios – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Prejuicios contrarios - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Prejuicios contrarios - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«Nos conmueve [Jenny de Vasson] precisamente ahí donde sus opiniones difieren totalmente de las nuestras. Sus juicios sobre la mujer y el amor llegan casi a escandalizarnos, puesto que 

No pensar jamás que tengo algo permanente – Carlos Bernardo González Pecotche – Introducción al conocimiento logosófico

0

No pensar jamás que tengo algo permanente - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico

No pensar jamás que tengo algo permanente - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico
Carlos Bernardo González Pecotche

«Recuerdo que una persona muy pudiente me expuso, cierta vez, una grave situación por la cual atravesaba. Iba a perder gran parte de sus bienes, y esto lo había sumido casi en la desesperación. Debía reducirse, y, en fin, hacer otra clase de vida. 

Dos cosas hay a que todos aspiramos – Logan Pearsall Smith – Selecciones del Reader’s Digest

0

Dos cosas hay a que todos aspiramos - Logan Pearsall Smith - Selecciones del Reader's Digest

Dos cosas hay a que todos aspiramos - Logan Pearsall Smith - Selecciones del Reader's Digest
Logan Pearsall Smith

«Dos cosas hay a que todos aspiramos en la vida: primera, conseguir lo que queremos, y segunda, gozarlo.  

El derecho del hombre sobre el animal – Henri-Frédéric Amiel – Diario íntimo

0
El derecho del hombre sobre el animal - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo
Henri Frédéric Amiel

El derecho del hombre sobre el animal - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo

«El derecho del hombre sobre el animal creo que cesa con la necesidad de defensa y de subsistencia. Así, el asesinato y la  tortura innecesarios son cobardías y hasta crímenes. Un servicio de utilidad impuesto al animal, impone al hombre un derecho de protección y de bondad.

En el odio y la furia hay una satisfacción emocional – Jiddu Krishnamurti – Obras completas

0

En el odio y la furia hay una satisfacción emocional - Jiddu Krishnamurti - Obras completas

En el odio y la furia hay una satisfacción emocional - Jiddu Krishnamurti - Obras completas
Jiddu Krishnamurti

«Usted dice que está furioso cuando se entera de las injusticias. ¿Es porque ama a la humanidad, porque es compasivo? ¿Moran juntas la compasión y la furia? ¿Puede haber justicia cuando hay furia, odio? Usted quizás esté furioso ante el pensamiento de la injusticia y crueldad general, pero su furia no cambia en nada la injusticia o la crueldad; sólo puede causar daño.

Orden estable – Yuval Noah Harari – De animales a dioses

0

Orden estable - Yuval Noah Harari - De animales a dioses

Orden estable - Yuval Noah Harari - De animales a dioses
Yuval Noah Harari

«Un orden natural es un orden estable. No hay ninguna probabilidad de que la gravedad deje de funcionar mañana, aunque la gente deje de creer en ella. Por el contrario, un orden imaginado se halla siempre en peligro de desmoronarse, porque depende de mitos, y los mitos se desvanecen cuando la gente deja de creer en ellos.

Portarse bien con un amigo – Adolfo Bioy Casares – Borges

0

Portarse bien con un amigo - Adolfo Bioy Casares - Borges

Portarse bien con un amigo - Adolfo Bioy Casares - Borges
Adolfo Bioy Casares

«Caillois […] le señaló graves errores en la traducción de Ibarra de sus poemas (de Borges) [1]. “¿Cómo no comprende que más importante es portarme bien con un amigo? ¿Qué me importa cómo me juzgan en Francia?

Una de las formas del mal – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Una de las formas del mal - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Una de las formas del mal - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«Nunca se proclamará bastante que la explotación ili­mitada del animal por el hombre, el libre ejercicio de la bru­talidad de éste, de su sadismo o (lo que es acaso peor todavía) de su obtusa indiferencia hacia esos seres, 

El baile mental – Carlos Bernardo González Pecotche – Introducción al conocimiento logosófico

0

El baile mental - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico

El baile mental - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico
Carlos Bernardo González Pecotche

«[…] cada pensamiento tiene su lenguaje. A menudo son muchos los que hablan a la vez; de ahí que sea tan corriente oír decir a alguien, que tiene un barullo en la cabeza —o sea, en la mente—, que no puede pensar, etc. Otras veces se les ocurre a los pensamientos ponerse de acuerdo y hacer una fiesta. Comienza entonces el baile mental, y el ser, víctima de