Escritos y lecturas

La falsa grandeza oculta la auténtica – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
La falsa grandeza oculta la auténtica - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

La falsa grandeza oculta la auténtica - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«¿”Cómo hacer para recobrar el gusto” por las cosas grandes y por las acciones admirables?, me preguntan ustedes. Es éste el interrogante que se plantean todos los educadores, los predicadores y los escritores dignos de este nombre. Pero ante todo hay que entenderse: ¿qué es algo grande y qué es una acción admirable? 

La mayoría niega cuanto ha dicho – Carlos Bernardo González Pecotche – Introducción al conocimiento logosófico

2

La mayoría niega cuanto ha dicho - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico

La mayoría niega cuanto ha dicho - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico
Carlos Bernardo González Pecotche

«Infortunadamente, ¿quién da fe de la palabra pronunciada? ¿Quién es el que puede decir, una vez que las pronunció, que esas palabras fueron suyas? ¿Quién garantiza la paternidad del pensamiento que las guió? Sólo puede hacerlo el que es consciente de la responsabilidad que encierran y el que es capaz de confesar, después, que las palabras vertidas le pertenecen.

Vindicación del honor – Gordon Sinclair – Khyber Caravan – Selecciones del Reader’s Digest

0

Vindicación del honor - Gordon Sinclair - Khyber Caravan - Selecciones del Reader's Digest

Vindicación del honor - Gordon Sinclair - Khyber Caravan - Selecciones del Reader's Digest
Allan Gordon Sinclair

«En el Waziristán se castiga a las adúlteras cortándoles la nariz. Son tantas las desnarigadas, que un mercader de Bannu ha tenido la ocurrencia de importar narices.

La pasión de progreso – Henri-Frédéric Amiel – Diario íntimo

0
La pasión de progreso - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo
Henri Frédéric Amiel

La pasión de progreso - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo

«El Oriente prefiere la inmovilidad como forma del infinito, el Occidente prefiere el movimiento. Es porque éste tiene la pasión del detalle y la vanidad del valor individual. Así como un niño a quien se hubieran dado cien mil francos, se imaginaría que multiplicaba su fortuna al contarlos por monedas de un franco o de cinco céntimos.

La relación es un proceso de revelación – Jiddu Krishnamurti – Obras completas

0

La relación es un proceso de revelación - Jiddu Krishnamurti - Obras completas

La relación es un proceso de revelación - Jiddu Krishnamurti - Obras completas
Jiddu Krishnamurti

«¿Por qué hay conflicto entre las personas? ¿Cuál es la razón de este conflicto, aun entre aquellos que dicen amarse el uno al otro? Ahora bien, ¿no es toda relación un proceso en el que nos revelamos a nosotros mismos? Es decir, en este proceso de relación uno se revela ante sí mismo, se descubre a sí mismo —todas las condiciones de su propio ser, las desagradables y las agradables—.

La fértil imaginación de los sapiens – Yuval Noah Harari – De animales a dioses

0

La fértil imaginación de los sapiens - Yuval Noah Harari - De animales a dioses

La fértil imaginación de los sapiens - Yuval Noah Harari - De animales a dioses
Yuval Noah Harari

«Tanto el Código de Hammurabi como la Declaración de Independencia de Estados Unidos afirman compendiar principios universales y eternos de justicia, pero según los americanos todas las personas son iguales, mientras que según los babilonios las personas son claramente desiguales. Desde luego, los americanos dirían que ellos tienen razón, y que Hammurabi está equivocado. Hammurabi, por supuesto, replicaría que él está en lo cierto, y que los americanos están equivocados.

Espíritu deportivo – Adolfo Bioy Casares – Borges

0

Espíritu deportivo - Adolfo Bioy Casares - Borges

Espíritu deportivo - Adolfo Bioy Casares - Borges
Adolfo Bioy Casares

«Hablo de un juez peruano, que entendió en un caso por la muerte de trescientas personas, en una cancha de fútbol de Lima. El réferi, uruguayo, dio un gol contra los peruanos a los argentinos [1]; un negro peruano [2], que no sabe lo que le pasa cuando los peruanos pierden, entró en la cancha para castigar al réferi; la policía protegió al réferi; los espectadores, en masa, acometieron. El juez declara que el culpable es el réferi, porque

Maestros mediocres – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Maestros mediocres - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Maestros mediocres - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«[…] es lo más corriente eso de abordar los grandes libros y las grandes cuestiones de la mano de maestros mediocres: la enseñanza en nuestros días, y quizá ha sido siempre así, les parece a innumerables temperamentos endebles o timoratos una buena posibilidad de opciones seguras […].

Yo digo las cosas con franqueza – Carlos B. González Pecotche – Logosofía

0
Yo digo las cosas con franqueza - Carlos B. González Pecotche - Logosofía
Carlos Bernardo González Pecotche

Yo digo las cosas con franqueza - Carlos B. González Pecotche - Logosofía

«Un hecho que resulta risueño es aquel en que alguien manifiesta: “Yo digo las cosas con franqueza”. Sí, es muy lindo decírselas a los demás con franqueza, pero ya no agrada tanto cuando los demás son francos con uno.

Elaboramos presente menudo – Antonio Di Benedetto – Zama

0
Elaboramos presente menudo - Antonio Di Benedetto - Zama
Antonio Di Benedetto

Elaboramos presente menudo - Antonio Di Benedetto - Zama

«—Todos, casi todos, somos pequeños hechos. Elaboramos presente menudo y, en consecuencia,