Escritos y lecturas

La mirada de la voluntad – Herman Hesse – Del alma – Mi credo

0

Mi credo

Hermann Hesse
Hermann Hesse

«La mirada de la voluntad es impura y ardiente. El alma de las cosas, la belleza, sólo se nos revela cuando no codiciamos nada, cuando nuestra mirada es pura contemplación. Si miro un bosque que pretendo comprar, arrendar, talar, usar como coto de caza o gravar con una hipoteca, no es el bosque lo que veo, sino solamente su relación con mi voluntad, con mis planes y preocupaciones, con mi bolsillo. En ese caso el bosque es madera, es joven o viejo, está sano o enfermo. Por el contrario, si no quiero nada de él, contemplo su verde espesura con “la mente en blanco” y entonces sí que es un bosque, naturaleza y vegetación; y hermoso».

Herman Hesse
De “Del alma”, Mi credo

Aquel que sólo quiere su destino – Herman Hesse – Demian

0

Demian

Hermann Hesse
Hermann Hesse

“Aquel que sólo quiere su destino no tiene ya modelos ni ideales, amores ni consuelos”.

Herman Hesse
Demian

Pensar por sí mismo – Herman Hesse – Demian

0

Demian

Hermann Hesse
Hermann Hesse

“Aquel que es demasiado cómodo para pensar por sí mismo y ser su propio juez se somete a las prohibiciones de momento existentes. Le resulta más sencillo. Pero otros sienten en sí mismos su propia ley, les están prohibidas cosas que todo hombre de honor hace a diario y permitidas otras, sobre las que recae una general interdicción”.

Herman Hesse
Demian

Realidad interior – Herman Hesse – Demian

0

Realidad interior - Herman Hesse - Demian

Realidad interior - Herman Hesse - Demian
Hermann Hesse

“La única realidad es la que nosotros tenemos, y si los hombres viven tan irrealmente es porque aceptan como realidad las imágenes exteriores y ahogan en sí la voz de su mundo interior”.

Herman Hesse
Demian

Lo que llevamos en nosotros mismos – Herman Hesse – Demian

0

Demian

Hermann Hesse
Hermann Hesse

“Cuando odiamos a un hombre, odiamos en su imagen algo que llevamos en nosotros mismos. Lo que no está también en nosotros mismos nos deja indiferentes”.

Herman Hesse
Demian

La capacidad de estar solo – Erich Fromm – El arte de amar

0
Erich Fromm
Erich Fromm

ElArteDeAmar“…la capacidad de estar solo es la condición indispensable para la capacidad de amar”.

Erich Fromm
El arte de amar

Nuestras monedas falsas – Miguel de Unamuno – Del sentimiento trágico de la vida

0

DelSentimientoTragicoDeLaVida

Miguel de Unamuno
Miguel de Unamuno

“[…] más encariñados vivimos de la moneda falsa que conserva nuestro cuño, que no de la pieza de oro puro de donde se ha borrado nuestra efigie y nuestra leyenda”.

Miguel de Unamuno
Del sentimiento trágico de la vida

Ansia de perpetuidad y duda de lograrla | Miguel de Unamuno – Del sentimiento trágico de la vida

0

DelSentimientoTragicoDeLaVida

Miguel de Unamuno
Miguel de Unamuno

“En los fuertes el ansia de perpetuidad sobrepuja a la duda de lograrla, y su rebose de vida se vierte al más allá de la muerte”.

Miguel de Unamuno
Del sentimiento trágico de la vida

Quiénes somos para pretender inmortalidad | Miguel de Unamuno – Del sentimiento trágico de la vida

0

DelSentimientoTragicoDeLaVida

Miguel De Unamuno
Miguel de Unamuno

“[…] y nos preguntan que quiénes somos […] para pretender inmortalidad. “¿En gracia a qué? ¿Para qué? ¿Con qué derecho?”, preguntáis. ¿Y en gracia a qué vivimos? ¿Para qué? […] ¿Y con qué derecho somos? Tan gratuito es existir como seguir existiendo siempre”.

 

Miguel de Unamuno
Del sentimiento trágico de la vida

Nos hablan de que nada se pierde | Miguel de Unamuno – Del sentimiento trágico de la vida

0

DelSentimientoTragicoDeLaVida

Miguel De Unamuno
Miguel de Unamuno

“[…] y nos hablan de que nada se pierde, de que todo se transforma, muda y cambia, que ni se aniquila el menor cachito de materia, ni se desvanece del todo el menor golpecito de fuerza, y hay quien pretende darnos consuelo con esto. ¡Pobre consuelo! Ni de mi materia ni de mi fuerza me inquieto pues no son mías mientras no sea yo mismo mío, esto es, eterno. No, no es anegarme en el gran Todo, en la Materia o en la Fuerza infinitas y eternas o en Dios lo que anhelo; no es ser poseído por Dios, sino poseerlo, hacerme yo Dios sin dejar de ser el yo que ahora os digo esto. No nos sirven engañifas de monismo; ¡queremos bulto y no sombra de inmortalidad!”.

Miguel de Unamuno
Del sentimiento trágico de la vida