Escritos y lecturas

Marguerite Yourcenar

Todo tiempo pasado no fue mejor – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Todo tiempo pasado no fue mejor - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Todo tiempo pasado no fue mejor - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«[…] cada vez que me siento tentada de reprobar los errores y la confusión actuales, me acuerdo que tienen su origen en 

Prejuicios contrarios – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Prejuicios contrarios - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Prejuicios contrarios - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«Nos conmueve [Jenny de Vasson] precisamente ahí donde sus opiniones difieren totalmente de las nuestras. Sus juicios sobre la mujer y el amor llegan casi a escandalizarnos, puesto que 

Una de las formas del mal – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Una de las formas del mal - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Una de las formas del mal - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«Nunca se proclamará bastante que la explotación ili­mitada del animal por el hombre, el libre ejercicio de la bru­talidad de éste, de su sadismo o (lo que es acaso peor todavía) de su obtusa indiferencia hacia esos seres, 

Glorificación de la pareja – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Glorificación de la pareja - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Glorificación de la pareja - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos«En lo que al amor se refiere, no estoy segura de que la glorificación de “la pareja” como tal sea la mejor manera de librarnos de nuestros errores y de nuestras culpas; es tanta la agresividad, tanto el egoísmo de dos compartido, tanta exclusión del resto del mundo, 

La falsa grandeza oculta la auténtica – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
La falsa grandeza oculta la auténtica - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

La falsa grandeza oculta la auténtica - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«¿”Cómo hacer para recobrar el gusto” por las cosas grandes y por las acciones admirables?, me preguntan ustedes. Es éste el interrogante que se plantean todos los educadores, los predicadores y los escritores dignos de este nombre. Pero ante todo hay que entenderse: ¿qué es algo grande y qué es una acción admirable? 

Maestros mediocres – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Maestros mediocres - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Maestros mediocres - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«[…] es lo más corriente eso de abordar los grandes libros y las grandes cuestiones de la mano de maestros mediocres: la enseñanza en nuestros días, y quizá ha sido siempre así, les parece a innumerables temperamentos endebles o timoratos una buena posibilidad de opciones seguras […].

Los sistemas políticos – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Los sistemas políticos - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Los sistemas políticos - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«[…] hace mucho tiempo que estoy convencida de que todos los sistemas políticos serían aceptables, 

Pasión por la exactitud – Marguerite Yourcenar – Cartas a sus amigos

0
Pasión por la exactitud - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos
Marguerite Yourcenar

Pasión por la exactitud - Marguerite Yourcenar - Cartas a sus amigos

«A fuerza de leer, incluso en escritos de los historiadores más cualificados, hipótesis insolentemente presentadas como hechos, o vagas y forzadas interpretaciones del menor texto, 

Muchedumbres agitadas e inercia – Marguerite Yourcenar – Matthieu Galey – Con los ojos abiertos

0
Marguerite Yourcenar
Marguerite Yourcenar

“Las muchedumbres, rápidamente agitadas por un incidente cualquiera (Vietnam, Watergate, el drama de los rehenes de Irán,

Viviendo la realidad de ser – Marguerite Yourcenar – Matthieu Galey – Con los ojos abiertos

0
Marguerite Yourcenar
Marguerite Yourcenar

“[…] está siempre ese aspecto conmovedor para mí, del animal que no posee nada, salvo su vida, que con tanta frecuencia le arrebatamos. Está esa inmensa libertad del animal, encerrado por cierto en los límites de su especie, pero viviendo, sin más, su realidad de ser, sin todo lo falso que le agregamos a la sensación de existir”.

Marguerite Yourcenar

 

Con los ojos abiertos

Matthieu Galey

Matthieu Galey
Con los ojos abiertos