Citas y selecciones

El llanto de Satanás – Milton – El paraíso perdido

Milton

Milton

El paraíso perdido

El paraíso perdido

“Su mirada era cruel; sin embargo, se escapaban de ella señales de remordimiento y de compasión cuando contemplaba a los que participaron o, más bien, a los que siguieron su crimen, y que habiéndolos visto en otro tiempo bien diferentes en la bienaventuranza, estaban ahora condenados para siempre a tener su parte en el sufrimiento; millones de espíritus, puestos por su culpa bajo la acción vengadora del cielo, lanzados lejos de sus eternos esplendores en castigo de su rebelión, y que a pesar de haberse mancillado le permanecían fieles. […].

Satanás se prepara a hablar, por lo cual las dobles filas de los batallones forman un arco desde una a otra ala y lo rodean sus pares, imponiéndoles silencio la atención. Tres veces intenta comenzar, y otras tantas, a despecho de su orgullo, exhala un llanto como sólo pueden derramarlo los ángeles”.

Milton
El paraíso perdido

Citas y selecciones

La felicidad perdida – Milton – El paraíso perdido

El paraíso perdido

El paraíso perdido

Milton

Milton

“La potestad suprema lo arrojó de cabeza, envuelto en llamas, desde la bóveda etérea; repugnante y ardiendo, cayó en el abismo sin fondo de la perdición, para permanecer allí cargado de cadenas de diamantes, en el fuego que castiga; él, que había osado desafiar las armas del Todopoderoso, permaneció tendido y revolcándose en el abismo ardiente, juntamente con su banda infernal, nueve veces el espacio de tiempo que miden el día y la noche entre los mortales, conservando, empero, su inmortalidad. Su sentencia, sin embargo, le tenía reservado mayor despecho, porque el doble pensamiento de la felicidad perdida y de un dolor perpetuo lo atormentaba sin tregua”.

Milton
El paraíso perdido

Citas y selecciones

Infierno y cielo – Milton – El paraíso perdido

El paraíso perdido

El paraíso perdido

Milton

Milton

“El espíritu lleva en sí mismo su propia morada y puede en sí mismo hacer un cielo del infierno o un infierno del cielo”.

Milton
El paraíso perdido