Escritos y lecturas

pensamiento

Condiciones morales y psicológicas – Carlos Bernardo González Pecotche – Introducción al conocimiento logosófico

0

Condiciones morales y psicológicas - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico

Condiciones morales y psicológicas - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico
Carlos Bernardo González Pecotche

«Los seres, al menos una gran parte de ellos, se creen privilegiados, dueños de las mejores condiciones morales y psicológicas; hasta hay quienes se alaban constantemente, extrañados de que los demás no los elogien, y viven al margen de toda realidad, imbuidos de pensamientos que inflan sus mentes hasta rozar los planos del desvarío.

La mayoría niega cuanto ha dicho – Carlos Bernardo González Pecotche – Introducción al conocimiento logosófico

2

La mayoría niega cuanto ha dicho - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico

La mayoría niega cuanto ha dicho - Carlos Bernardo González Pecotche - Introducción al conocimiento logosófico
Carlos Bernardo González Pecotche

«Infortunadamente, ¿quién da fe de la palabra pronunciada? ¿Quién es el que puede decir, una vez que las pronunció, que esas palabras fueron suyas? ¿Quién garantiza la paternidad del pensamiento que las guió? Sólo puede hacerlo el que es consciente de la responsabilidad que encierran y el que es capaz de confesar, después, que las palabras vertidas le pertenecen.

Tornándonos conscientes del proceso de la dualidad – Jiddu Krishnamurti – Obras completas

0

Tornándonos conscientes del proceso de la dualidad - Jiddu Krishnamurti - Obras completas

Tornándonos conscientes del proceso de la dualidad - Jiddu Krishnamurti - Obras completas
Jiddu Krishnamurti

«El pensamiento, habiéndose dividido en dos procesos —lo agradable y lo no agradable—, genera conflicto dentro de sí mismo y trata de superar este conflicto recurriendo a diversos, medios: ideales, negaciones, concentración y demás. De modo que el problema central no es cómo controlar, sino por qué creamos este proceso dual y nos aferramos a él. ¿Qué hace que uno primero se ponga furioso y más tarde descubra el dolor de la furia, dolor que lo induce a uno a aprender a controlarse?