Escritos y lecturas

valores

Jerarquía social – Yuval Noah Harari – De animales a dioses

0

Jerarquía social - Yuval Noah Harari - De animales a dioses

Jerarquía social - Yuval Noah Harari - De animales a dioses
Yuval Noah Harari

«La mayoría de las personas afirman que su jerarquía social es natural y justa, mientras que las de otras sociedades se basan en criterios falsos y ridículos. A los occidentales modernos se les enseña a mofarse de la idea de jerarquía racial. 

Orden estable – Yuval Noah Harari – De animales a dioses

0

Orden estable - Yuval Noah Harari - De animales a dioses

Orden estable - Yuval Noah Harari - De animales a dioses
Yuval Noah Harari

«Un orden natural es un orden estable. No hay ninguna probabilidad de que la gravedad deje de funcionar mañana, aunque la gente deje de creer en ella. Por el contrario, un orden imaginado se halla siempre en peligro de desmoronarse, porque depende de mitos, y los mitos se desvanecen cuando la gente deja de creer en ellos.

Defendiendo valores cómodamente – Orson Welles – Henry Jaglom – Mis almuerzos con Orson Welles

0
Orson Welles
Orson Welles

Cuando estuve en Francia e Italia justo después de la guerra, yo compartía esa recta mentalidad antifascista que aquí, en la seguridad de Estados Unidos, teníamos todos. No quería saber nada de nadie que, aunque nunca hubiera sido exactamente un colaboracionista, no hubiera luchado contra los nazis. Era demasiado quisquilloso. Pero luego, a medida que fui conociendo lo que había sido Europa durante la ocupación, y la comparaba con Estados Unidos, me volví menos puritano. Porque es muy distinto tener que defender tu vida y la de tus hijos que tener que defender tu piscina y tu contrato con la Metro”.

Orson Welles

Mis almuerzos con Orson Welles

Henry Jaglom

Henry Jaglom
Mis almuerzos con Orson Welles

Valores | Ernesto Sabato

0

Uno y el universo

Ernesto Sabato
Ernesto Sabato

“En la historia del pensamiento nos encontramos a menudo con la ingenuidad de atribuir a Dios nuestros prejuicios éticos o estéticos. Cuando encontramos alguna ley natural que nos halaga o satisface, nos sentimos inclinados a pensar que es una prueba de la existencia de Dios; vanidosamente, el hombre piensa que sólo una divinidad puede conformar sus gustos. Cuando Maupertuis descubrió el principio de la Mínima Acción, sostuvo que era la mejor prueba de la existencia de un Espíritu Ordenador. No veo por qué —sin embargo— algo que satisface la pobre y limitada mente del hombre ha de ser forzosamente obra de dioses. Vanidad semejante a la que experimentamos cuando un autor nos parece inteligente porque piensa como nosotros”.

Ernesto Sabato
“Valores”, Uno y el Universo