Escritos y lecturas

La dictadura de la mayoría – Paul Auster – A salto de mata

0

A salto de mata

Paul Auster
Paul Auster

«Apagué el aparato, salí al pasillo y llamé a la puerta del despacho del director.
—Hay un error en las diapositivas —le informé—. Los Estados Unidos de América no son una democracia, sino una república. Es muy distinto.
Me miró como si acabara de comunicarle que yo era nieto de Stalin.

Literatura y deficiencias – Adolfo Bioy Casares – Borges

0

Literatura y deficiencias - Adolfo Bioy Casares - Borges

Literatura y deficiencias - Adolfo Bioy Casares - Borges
Adolfo Bioy Casares

«Dice que Guillermo se complace en las adversidades del prójimo y que señala con gusto las deficiencias ajenas: «Este ventilador no sirve para nada. Hoy no se usan ventiladores, sino aparatos de aire acondicionado». «En la comida a Clemente no había un alma». «Te han jubilado. No recibirás mucho dinero por mes». 

No pida garantías – Ray Bradbury – Fahrenheit 451

0

No pida garantias - Ray Bradbury - Fahrenheit 451

No pida garantías - Ray Bradbury - Fahrenheit 451
Ray Bradbury

“No pida garantías. Y no busque la salvación en una sola cosa: persona, máquina o biblioteca. Ayúdese a sí mismo, y si se ahoga, muera sabiendo por lo menos que estaba acercándose a la orilla”.

Ray Bradbury
Fahrenheit 451

El matrimonio | Khalil Gibran

0
Kahlil Gibran
Kahlil Gibran

Entonces, Almitra habló otra vez: ¿Qué nos diréis sobre el Matrimonio, Maestro?

Y él respondió, diciendo:

Nacisteis juntos y juntos para siempre.
Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan vuestros días.
Sí; estaréis juntos aun en la memoria silenciosa de Dios.
Pero dejad que haya espacios en vuestra cercanía.

El deseo de hacer prevalecer nuestra voluntad – Henri-Frédéric Amiel – Diario íntimo

0
El deseo de hacer prevalecer nuestra voluntad - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo
Henri Frédéric Amiel

El deseo de hacer prevalecer nuestra voluntad - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo

«El respeto mutuo implica la discreción y la reserva hasta en la ternura, y el cuidado de salvaguardar la mayor parte posible de libertad de aquellos con quienes se convive.

Sospechó de golpe lo que todos – Juan Carlos Onetti – El astillero

0
Juan Carlos Onetti
Juan Carlos Onetti

El astillero“Sospechó de golpe lo que todos llegan a comprender, más tarde o más temprano: que era el único hombre vivo en un mundo ocupado por fantasmas, que la comunicación era imposible y ni siquiera deseable, que tanto daba la lástima como el odio, que un tolerante hastío, una participación dividida entre el respeto y la sensualidad eran lo único que podía ser exigido y convenía dar”.

Juan Carlos Onetti
El astillero

La felicidad perdida – Milton – El paraíso perdido

0
El paraíso perdido
El paraíso perdido
Milton
Milton

“La potestad suprema lo arrojó de cabeza, envuelto en llamas, desde la bóveda etérea; repugnante y ardiendo, cayó en el abismo sin fondo de la perdición, para permanecer allí cargado de cadenas de diamantes, en el fuego que castiga; él, que había osado desafiar las armas del Todopoderoso, permaneció tendido y revolcándose en el abismo ardiente, juntamente con su banda infernal, nueve veces el espacio de tiempo que miden el día y la noche entre los mortales, conservando, empero, su inmortalidad. Su sentencia, sin embargo, le tenía reservado mayor despecho, porque el doble pensamiento de la felicidad perdida y de un dolor perpetuo lo atormentaba sin tregua”.

Milton
El paraíso perdido

Materia de estudio – Henri-Frédéric Amiel – Diario íntimo

0
Materia de estudio - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo
Henri Frédéric Amiel

Materia de estudio - Henri-Frédéric Amiel - Diario íntimo

«Siempre me he considerado como materia de estudio; lo que me ha interesado más en mí, es la satisfacción de tener un hombre a mi alcance, una persona 

Indiferencia del varón hacia el atuendo femenino – Jane Austen – La abadía de Northanger

0

La abadía de Northanger

Jane Austen
Jane Austen

“Resultaría desolador para los sentimientos de muchas damas poder comprender cuán poco el corazón del varón se ve afectado por lo que es costoso o nuevo en su atuendo; cuán poco es influido por la textura de su muselina, y cuán inmune es a sentir un afecto particular por los lunares, las puntillas, el tejido fino o grueso. La mujer debe saber que se viste bien sólo para su propia satisfacción. Ningún hombre la mirará mejor, a ninguna mujer le agradará más”.

 Jane Austen
La abadía de Northanger

Traducción MD

Creyente de sí mismo – Carlos B. González Pecotche – Diálogo XXXIV – Diálogos

0
Creyente de sí mismo - Carlos B. González Pecotche - Diálogo XXXIV - Diálogos
Carlos Bernardo González Pecotche

Creyente de sí mismo - Carlos B. González Pecotche - Diálogo XXXIV - Diálogos

«[…] cuantos profesan una fe ciega o alguna creencia se erigen en seres infalibles, no admitiendo en modo alguno la existencia de algo mejor ni más verdadero que la creencia abrazada. Pero donde se descubre el móvil oculto que engendra el frenesí histérico del fanático, es en el hecho de que se constituye, ante todo, en creyente de sí mismo. […]